Grados bajos

Primero Grado

Cuando recibimos a un niño de 7 años, en primer grado, sabemos que su cuerpo físico está listo para adaptarse a su entorno, ya que las fuerzas que le ayudaron a madurar sus órganos, han terminado ese trabajo esencial y ahora están listas para desarrollar sus hábitos, su memoria, sus ritmos y seguir desarrollando su voluntad.

Los niños a esta edad dicen: “Denos ritmo y buenos hábitos en nuestro juego e infinitas historias de fantasía”. Por esto, en este primer año se les enseña la escrito-lectura a través de cuentos de hadas; los números y las 4 operaciones básicas a través de juegos, ritmos y repeticiones.

También, empiezan con una materia propia de la pedagogía Waldorf llamada dibujo de formas, en la cual aprenden a trazar la línea recta y la línea curva con belleza y conciencia.  Esto es muy importante, ya que nuestros niños trabajan con hojas blancas haciendo un gran esfuerzo para situarse en el espacio. Por tanto, en cada trabajo de escritura que los niños hacen, ellos mismos trazan sus anchos renglones con unos bloques de colores, hechos con cera de abeja, que los acompañan los primeros años. Todo ese trabajo los ayuda a centrarse.

Así mismo, en la pedagogía Waldorf siempre cuidamos mucho la postura de los niños al trabajar, al tocar la flauta pentatónica, al cantar, al  tejer (en el caso de primero básico con dos agujas), al dibujar las historias que escucharon, al pintar con acuarela, al hacer figuras con cera de abeja, etc.

grados bajos 1er grado 2.jpg
grados bajos 2do grado 2.jpg

Segundo Grado

Los niños de 8 años, ya se sienten más cómodos con sus movimientos y acciones por lo que les enseñamos historias en las que los protagonistas son valientes sabios y tienen metas elevadas, por ejemplo, leyendas de hombres santos como San Francisco de Asís y varias fábulas. Después de escucharlas, los niños las teatralizan. 

Empiezan a practicar de muchas formas divertidas las series numéricas, a través de ritmos, movimientos, agrupaciones, arte, etc. En cuanto a la escritura, los niños practican mayúsculas y minúsculas con letra de molde y les damos muchas oportunidades para la práctica de la lectura.  Continúan con las actividades de música (flauta pentatónica, percusiones y canto),  dibujo, pintura, modelado y manualidades (tejen con dos agujas). En cuanto al dibujo de formas, los niños ahora son capaces de realizar dibujos con algún eje de simetría. Utilizan el círculo y sus divisiones para la práctica de las series numéricas creando estrellas hermosas.

Tercer Grado

Los niños de 9 años, ya con una voluntad muy fortalecida, empiezan a  poner más atención hacia su exterior:  cuestionan  la autoridad amada y se fijan mucho más en las acciones de los demás. Emiten sus juicios y pueden actuar o expresarse de una forma mucho más crítica. Es por esta capacidad de observar con mayor detalle las acciones de los demás que  durante este año tienen un bloque de oficios, en el que salen a ver el trabajo del panadero, del carpintero, del herrero, del zapatero, etc.

También tienen un bloque en el que pueden observar y realizar labores propias de una granja; algunos días trabajan en nuestro huerto, otros  días salen a aprender de algún granjero y otros días escriben con detalle y dibujan todo lo que hicieron y observaron.

Vivirán un bloque entero dedicado a la construcción: primero realizan maquetas de diversos tipos de construcción de casas en el mundo y luego construyen realmente. En la historia de Baaxal, hemos tenido grupos que han construido desde un salón (con la ayuda de los padres) hasta una jardinera. Todo depende del grupo, del maestro, de los padres y de las necesidades de Baaxal.

En cuanto a matemáticas, además de avanzar en el nivel de dificultad de los números y las operaciones básicas, tienen un bloque dedicado a las medidas; medirán y harán planos de su escuela, su cuarto, su casa, etc. Conocerán diferentes tipos de medidas que han sido utilizadas durante la historia de la humanidad.

Además continúan con su práctica diaria de lectura, de flauta (en este año pasan de la flauta pentatónica a la soprano), de canto, de series y combinaciones numéricas, de ritmos y movimientos. A diario escuchan narraciones de alguna historia del Antiguo Testamento, practicando así su atención, escucha, comprensión y expresión oral.  Al finalizar el curso, presentan un teatrillo de esas narraciones.

Durante este ciclo aprenden y practican la letra cursiva. En dibujo de formas aprenden a ir transformando una forma, invirtiéndola de manera que, lo que estaba adentro, queda afuera. En manualidades tejen con el gancho. 

grados bajos 3er grado.jpeg
niños en trabajando en huerto.jpg

INTÉGRATE A LA COMUNIDAD WALDORF BAAXAL

INSCRIPCIONES ABIERTAS